Actualidad

Cómo medir los decibelios de tu casa y conocer el máximo permitido

decibelios permitidos en una casa

vender casa

Si has llegado a este post es porque estás harto/a de los ruidos que generan tus vecinos, sus mascotas, el ruido del exterior… ¡Toma nota y entérate hasta donde pueden llegar! Es importante que sepas cómo medir los decibelios de tu casa y por consiguiente, el ruido. Lo primero que tienes que saber, es que, todos los ruidos se miden por decibelios. Existen valores máximos para medir el ruido, descúbrelo a continuación.

Hoy vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre los decibelios permitidos en una casa y cómo medir los decibelios en casa a según qué horas.  El límite de los decibelios permitidos en una casa no es siempre el mismo en las diferentes horas del día.

  • El límite durante el día dentro de casa y con ventanas cerradas está en 35 decibelios.
  • A partir de las once de la noche, el límite se sitúa en los 30 decibelios.

Para que te hagas una idea del nivel de decibelios permitido, con un ejemplo real, se supone que en ningún caso deberías escuchar su televisor. Si lo haces, significa que el volumen de decibelios de tu vecino es superior al permitido.

Para saber cómo medir los decibelios en casa, la policía utiliza unos aparatos denominados «sonómetros» pero también existen soluciones alternativas para aquellos que no dispongan del dispositivo.

Puedes medirlos por tu cuenta, descargándote una app móvil o programa para el ordenador. Nosotros te recomendamos Decibel X, Decibel Sound Meter Pro o Noise Meter.

¿Y qué sucede si descubres que tu vecino sobrepasa los decibelios permitidos en una casa? Lo primero que debes hacer es hablar con él para alcanzar un acuerdo y lograr que reduzca el volumen. En caso de que no alcanzarais un acuerdo, puedes hablar con el presidente de la comunidad para que él hable con tu vecino. Suponiendo que aún así, el volumen se mantuviera, puedes acudir a la policía y presentar una demanda para que sean ellos quienes gestionen el problema.Imaginamos que lo primero es hablar con él para que trate de bajar el volumen. Si ves que no te hace caso, deberás acudir al jefe de la comunidad de vecinos y que éste le obligue a bajar el volumen. Si ni con esas consigues que pare, lo siguiente es acudir a la policía y demandar.


Decibelios permitidos en casa

Ahora ya sabes cómo medir los decibelios de tu casa y también conoces el máximo permitido. Pero para que te vuelvas un experto en decibelios, te dejamos algunos ejemplos para que conozcas la relación exacta entre el ruido y los decibelios:  200 decibelios: esto equivale a una explosión de la bomba atómica de Hiroshima y Nagasaki. 180 decibelios: equivale a la erupción del volcán Krakatoa. 142 decibelios: equivale al récord del sonido en un estadio. 140 decibelios: aquí encontramos el umbral del dolor. 130 decibelios: equivale al ruido que escuchas en el despegue de un avión.

Cómo medir los decibelios de tu casa

Aprende a medir los decibelios de tu casa

120 decibelios: equivale a los ruidos de los fuegos artificiales. 110 decibelios: equivale al ruido que escuchamos en los conciertos. 100 decibelios: equivale al ruido de una perforadora eléctrica. 90 decibelios: equivale al ruido que escuchamos en el tráfico. 80 decibelios: equivale al ruido que hace un tren en marcha. 70 decibelios: equivale al ruido de una aspiradora. 60 decibelios: equivale al ruido que hace mucha gente hablando. 40 decibelios: equivale al ruido que hacemos durante una conversación. Esto supera los decibelios máximos permitidos en una vivienda. 30/ 35 decibelios: se corresponden con los decibelios máximos permitidos en una vivienda. 20 decibelios: equivale al ruido que puede haber en una biblioteca. 10 decibelios: se corresponde con el ruido que hacemos cuando estamos relajados y respiramos. 0 decibelios: se corresponde con el umbral de audición.

Decibelios máximos permitidos en una casa en fiestas

Como te hemos comentado con anterioridad, lo normal es que diariamente estemos sometidos a unos 30 o 40 decibelios. Si nos encontráramos en una discoteca, podríamos superar los 90 decibelios, dependiendo del local en cuestión. Digamos que lo habitual es que se pueda hacer un poco más de ruido de lunes a viernes hasta las once de la noche. Esto incluye por supuesto las posibles fiestas en casa. Durante el fin de semana, los horarios cambian.

Pese a poder hacer un poco más de ruido de lo permitido, no podemos hacer todo lo que queramos porque existen una serie de restricciones que deberemos cumplir. No puedes pasarte de los 30 decibelios en una noche de fiesta en casa.  En la ciudad de Madrid, por ejemplo, el ruido lo controla la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica. Así, en un día laboral normal se podrá hacer un poco más ruido desde las siete de la mañana hasta las once de la noche.

Lo resumimos así:

De lunes a viernes, los decibelios permitidos en fiestas en horario diurno (desde las 7:00 am a las 23:00 pm) son 35 decibelios y en horario nocturno (de 23:00 pm a 7:00 am) lo máximo son 30 decibelios.

Fines de semana y festivos en horario diurno (de 8:00 am a 23:00 pm) lo máximo son 35 decibelios y en horario nocturno (de 23:00 pm a 8:00 am) lo máximo son 30 decibelios.

Si se da el caso de que tienes que realizar una mudanza o reforma en casa, el horario cambia: en laboral es de 8:00 am a 21:00 pm y en festivos de 9:30 am a 21:00 pm.

Decibelios permitidos en un bar

Si tienes dudas acerca de cuántos decibelios están permitidos en un bar, podrás acudir a la Ordenanza Municipal del ayuntamiento o a la legislación autonómica. En tal caso, lo que marca es que de noche no puede superar los 30 decibelios. Si tienes dudas, por ejemplo, de ruidos que provienen de instrumentos musicales o mascotas, obras, fiestas del pueblo… deberás acudir a la Ordenanza Municipal del Ayuntamiento. En el ámbito educativo, no se puede pasar de los 35 decibelios en el aula.

Si hablamos de los hospitales, en los dormitorios no se puede superar los 35 decibelios y en las salas de espera los 40 decibelios. En la empresa: si es oficina, no debería superar los 40 decibelios y si hablamos de despachos profesionales está permitido hasta los 35 decibelios. En casa, en los dormitorios no se puede superar los 35 decibelios y en las salas comunes o de estar, los 40 decibelios. Los problemas acústicos no hay que tomárselos a broma, pues existen múltiples consecuencias y enfermedades provocadas por ruido que pueden perjudicar tu salud:

  • Por un lado, te pueden generar problemas auditivos y hacer que pierdas audición o tener pitidos en los oídos.
  • Te pueden generar problemas psicológicos, como estrés, no concentración, agresividad…Y a su vez, esto provoca problemas en la frecuencia cardíaca.
  • Y lo más común, las alteraciones del sueño. Te puede provocar falta de atención y concentración, insomnio, bajo rendimiento, cansancio…

Ahora ya sabes cuáles son los decibelios permitidos en una fiestas, en casa, los decibelios permitidos en un bar, en empresa…


Recuerda, en Clikalia te compramos la casa directamente, sin comisiones ni intermediarios y te pagamos en 7 días. Además, nos encargamos del papeleo para que no tengas que preocuparte de nada.

Rellena este formulario y recibe tu oferta gratuita en 24 horas. Y si lo que buscas es comprar una nueva vivienda, ¡echa un vistazo a viviendas disponibles!. Nos leemos en el próximo post.

vender casa

Clikalia

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Actualidad